Skip to main content
Avg ER Wait
Checking ER Wait Time
The feed could not be reached
Retry?
Kendall Regional Medical Center
--
mins
Pediatric ER
--
mins

La calidad de la dieta estadounidense mejora ligeramente

La calidad de la dieta estadounidense mejora ligeramente

Pero los estadounidenses siguen comiendo muy poca verdura y demasiada sal, según una encuesta

LUNES, 1 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- La calidad de la dieta de los estadounidenses ha mejorado algo pero sigue siendo pobre en general, y las diferencias dietéticas entre los ricos y los pobres están creciendo, muestra un estudio reciente.

"El estudio aporta la evidencia más directa hasta la fecha de que los esfuerzos extensivos realizados por muchos grupos e individuos para mejorar la calidad dietética estadounidense están dando sus frutos, pero también indica que esos esfuerzos han de ser expandidos", afirmó el autor del estudio, Dong Wang, estudiante doctoral del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard (HSPH, por su sigla en inglés).

"La mejora general de la calidad de la dieta es alentadora, pero el aumento de las diferencias relacionadas con los ingresos y la educación supone un reto serio para nuestra sociedad como un todo", afirmó en el comunicado de prensa el autor principal del estudio, Walter Willett, jefe del departamento de nutrición de la HSPH.

La nueva información provino de los datos de más de 29,000 adultos (de 20 a 85 años de edad) que participaron en las Encuestas nacionales de examen de salud y nutrición de 1999 hasta 2010. La calidad de sus dietas se evaluó de 0 a 110; una puntuación más alta indicaba una dieta más sana.

La puntuación dietética promedio de los participantes aumentó de casi 40 entre 1999 y 2000 a casi 47 entre 2009 y 2010. Más de la mitad de esa mejora se debió a que las personas consumían menos grasas trans, según los investigadores de la HSPH.

Otros cambios beneficiosos en los hábitos de alimentación estadounidenses incluyeron el consumo de fruta entera, granos integrales, frutos secos, legumbres y grasas poliinsaturadas, y una ingesta reducida de bebidas endulzadas con azúcar.

No obstante, las personas no están comiendo más verduras y no han reducido su consumo de carne roja y/o procesada. Además, su ingesta de sal ha aumentado, un hallazgo que los investigadores califican de "desconcertante".

El estudio además halló que las personas más ricas tienen dietas más saludables que las más pobres, y que esta diferencia ha aumentado entre 1999 y 2010. Los alimentos saludables generalmente cuestan más y las personas pobres a menudo carecen del acceso a las tiendas para comprar alimentos saludables, indicaron los investigadores.

La educación también jugó un papel en la calidad dietética; el peor nivel y la mejora más lenta de ésta se observó entre las personas que habían asistido a la escuela durante 12 años o menos, según el estudio publicado en línea el 1 de septiembre en la revista JAMA Internal Medicine.

Los estadounidenses de origen mexicano eran los que tenían la mejor calidad dietética, y los negros la peor. El hecho de que los hábitos alimentarios de los estadounidenses de origen mexicano sean más sanos puede deberse a las tradiciones o culturas dietéticas, mientras que el hecho de que los negros tengan unos hábitos alimentarios menos sanos podría deberse a unos ingresos y un nivel educativo más bajos, indicaron los investigadores.

El estudio también descubrió que las mujeres tienden a tener unas dietas de mejor calidad que los hombres.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la nutrición (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/nutrition.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: Harvard School of Public Health, news release, Sept. 1, 2014